¡HOLA!

UN BLOG SE NUTRE DE VISITAS, COMENTARIOS Y VOTACIONES. ANÍMATE Y DEJA HUELLA EN ÉSTE.
¡AH! Y COMPÁRTELO EN LAS REDES SOCIALES, SI TE GUSTA. GRACIAS

sábado, 28 de mayo de 2016

La extrema sencillez de ese dolor


A mi madre 





El tic tac extinguido
del latir;
el silencio que golpea,
la extrema sencillez de ese dolor;
otra madrugada más que se rompe
sin posible arreglo,
como tantas,
como todo.

Las horas que sé y no encuentro,
esas me faltan, 
todas las que me diste
tantas que yo te debo.

Esas hora tuyas,
que ahora posees 
sin tiempo, sin mí;
me faltan,
me hieren.
Me duelen,
me matan. 

Es tarde ya
es para siempre,
entre los párpados duerme 
la ausencia esa que todo lo cambia:
De repente, lo anunciado
nos sorprende y nos hace sombra,
para siempre.
                                                         R.