¡HOLA!

UN BLOG SE NUTRE DE VISITAS, COMENTARIOS Y VOTACIONES. ANÍMATE Y DEJA HUELLA EN ÉSTE.
¡AH! Y COMPÁRTELO EN LAS REDES SOCIALES, SI TE GUSTA. GRACIAS

sábado, 30 de julio de 2011

Pareja en el puente de Toledo

Puente de Toledo, by Pilar del Real Suárez

I. Paisaje


A las diez tiene la noche
un no sé qué de nostalgias
marinas. Es tal su magia
que al aire le pone broche
de olas saladas y verdes.
Estrellas horizontales
engarzadas en metales
bajo del puente se pierden.
Y está un río de agua negra,
en pleno otoño, muerto
poniendo eco a un cielo yerto
como a los arcos de piedra.

                     II. Los besos 

A las diez tiene la noche
color carmesí de besos
y siete luceros presos
son el tiro de su coche.
Entre las sombras del puente
se huelen de besos corolas
con eco lejano de olas
el río avisa: ¡gente!.
Sus manos bajo la blusa
bajo sus manos sus senos,
es una hora con freno
beso y caricia inconclusa.

                     III. El grito.

Dos cuerpos ser uno quieren 
pero está la hora en medio.
¡Mundo no tienes remedio,
juventud y amor te hieren!
¿Soltarás los lazos cuando
sean más viejos sus besos,
los cuerpos no estén ilesos
y se amen recordando?
¡Dales las flores ahora!
y no les pidas dinero
que sólo siete luceros
les quedan hasta la aurora.
                                      R.

______Corriente__________________________ ( de Mar i bel Valdivia Palma)

No podemos ahorrarnos el dolor
uno trata de ahorrar la dicha
________________________no se puede,
pero ahorramos el dinero
puro poder, por miedo, por si la alegría

no viene

___( y el poder tampoco se puede
ahorrar, pues se resbala avaricia si rebosa )

Si los codiciosos dejaran de temblar ________ a la vez de los hambrientos
si riéramos en casi todo momento ______libres____de temor
y de que nadie de una vuelta más
a nuestro reloj ______________de arena


y mejor si miráramos las dunas crecer,
si la unión no se nos antojara____tan estrecha,
si dejáramos de ser voraces de amor
_________________________y amáramos.




Santander 29 Julio 2011

( El genio fuera de
la lámpara
cuenta )

(C) Mar i bel Valdivia Palma

Tres (1980)


Tres mundos llevo en mi mano
uno azul, otro encarnado
y el otro quisiera olvidarlo.
                                           R.

miércoles, 27 de julio de 2011

Poema visual #2 de Juanjo

El Contemplado (P.Salinas 1946)


De mirarte tanto y tanto, 
de horizonte a la arena, 
despacio, 
del caracol al celaje, 
brillo a brillo, pasmo a pasmo, 
te he dado nombre; los ojos 
te lo encontraron, mirándote. 
Por las noches, 
soñando que te miraba, 
al abrigo de los párpados 
maduró, sin yo saberlo, 
este nombre tan redondo 
que hoy me descendió a los labios. 
Y lo dicen asombrados 
de lo tarde que lo dicen. 
¡Si era fatal el llamártelo! 
¡Si antes de la voz, ya estaba 
en el silencio tan claro! 
¡Si tú has sido para mí, 
desde el día 
que mis ojos te estrenaron, 
el contemplado, el constante 
Contemplado!

Pedro Salinas

Haiku de Leonardo da Vinci

la luna densa
ogni densa e grave
come sta la lu
na


La luna es densa/ todo lo denso es pesado/¿cuál es la naturaleza de la lu/na?

martes, 26 de julio de 2011

El niño cantero (contra la explotación infantil)


Seis caras negras, seis, tiene tu dado,
sino que te regala amaneceres
sino que te hurta horas y deberes,
en martillo y piedra el lápiz trocado.
Todavía tienes tú que crecer,
todavía no has desayunado
todavía el Sol no ha saludado
y negro sigue así tu amanecer.
Piedra, martillo y fuego tus placeres
niño al fin, saboreas cada bocado
que arrancas a la roca... ¡Las mujeres
madres tuyas, lloran llanto callado!
mientras, humanos y lejanos seres
para seguir, miramos a otro lado.
                                  R.

domingo, 24 de julio de 2011

Como la rosa nunca... (de José Hierro)


Como la rosa: nunca 
te empañe un pensamiento. 
No es para ti la vida 
que te nace de dentro. 
Hermosura que tenga 
su ayer en su momento. 
Que en sólo tu apariencia 
se guarde tu secreto. 
Pasados no te brinden 
su inquietante misterio. 
Recuerdos no te nublen 
el cristal de tus sueños.
Cómo puede ser bella
flor que tiene recuerdos.
                                                                                                                    
                                                                                                       De "Con las piedras, con el viento" 1950

H num 8


Cansado Sol 
semillas de luceros 
oro a los ojos. 
                             R.

sábado, 23 de julio de 2011

Fuera de , donde se ( de Mar i bel Valdivia Palma )

La devoción se ha pasado de fecha
El perdón que me espera se impacienta
( el don del horizonte semioculto, me sonríe con sonrisa inagotable)

( FUERA DE LOS INFIERNOS, DONDE SE ESTÁ CALENTITO )



(C) Mar i bel Valdivia Palma
Reinosa 2002

viernes, 22 de julio de 2011

H num 7


Paisaje íntimo 
tu salud es mi sol 
tu voz la brisa. 
                                            R.




martes, 19 de julio de 2011

H num 5


Fuera y por dentro 
bandera de sosiego 
izada espuma
                                                                                   R.

Quimeras (1980)



En esta pequeña habitación mía
revolotean    quimeras,   veloces
se estrellan contra la  pared fría
y repiten las esquinas, sus voces.
                                                        R.


lunes, 18 de julio de 2011

Herejía

Se supone que por efecto nocturno
quiero escribirte un poema de amor,
de amor con hache.
Es un sueño de juventud.
Un ideal. Un imposible.
Rebeldía sublime. Un asesinato intangible
y no sonoro.
La salida hacia la criptografía,
seguramente una enorme tontería,
pura obsesión, altanería.
(al fin y al cabo es una letra vacía)
Pero se va a quedar en idea.
Otro año. Cualquier día.
En la arena de la playa
sí te lo escribiría y así,
entre ola y ola (hola y adiós)
sólo tú lo sabrías, mi (H)amor. 
                                                 R

La Voz a ti debida (285-309) Pedro Salinas 1933

LA VOZ A TI DEBIDA
Versos 285 a 309
¿Por qué tienes nombre tú,
día, miércoles?
¿Por qué tienes nombre tú,
tiempo, otoño?
Alegría, pena, siempre
¿por qué tenéis nombre: amor?
Si tú no tuvieras nombre,
yo no sabría qué era
ni cómo, ni cuándo. Nada.
¿Sabe el mar cómo se llama,
que es el mar? ¿Saben los vientos
sus apellidos, del Sur
y del Norte, por encima
del puro soplo que son?
Si tú no tuvieras nombre,
todo sería primero,
inicial, todo inventado
por mí,
intacto hasta el beso mío.
Gozo, amor: delicia lenta
de gozar, de amar, sin nombre.
Nombre: ¡qué puñal clavado
en medio de un pecho cándido
que sería nuestro siempre
si no fuese por su nombre!


Pedro Salinas, 1933

H num 4 Mis padres


Ojos y porte
de vuestro amor tengo
largo latido
                             R.

H num 3 Tormenta


Venas de luz
aroma y estruendo
menor es todo
                                                           R.


光線

domingo, 17 de julio de 2011

H num 2 Acantilado


Iris inmenso
me ves, mar y me tocas;
dedos de viento
                                                                    R.


海岸

sábado, 16 de julio de 2011

Sale el Sol (de Fernando Mañueco)


Como esa guinda que flota en coñac, dentro de algunos bombones. Como la aceituna que bucea en un Martini. Como el hielo que se deshace en un vaso de tubo.
Como la sonrisa que brota en el rostro de quien está llorando y se avergüenza de su llanto.
Como la tormenta de nieve que se desata dentro de una bola de cristal.
Como el tenso resorte de un despertador justo antes de sonar. Como una lágrima rodando por la mejilla. Como una mentira rodando por la vida.
Como el gesto desesperado de un cobarde, como el arranque que le hace pasar por valiente.
Como la explosión de fósforo de una cerilla justo en el momento de entrar en combustión.
Pensó en la angustia que sentiría una pila, si tuviera conciencia, encastrada en un claustrofóbico alojamiento, perdiendo energía a cada momento y con el vertedero como único horizonte.
Uno puede cerrar los ojos, pero no puede evitar que el Sol salga a su hora.

Escribir versos (versión II)


Quiero escribir en renglones cortos,
trazo intenso,
para que se infiltren por los poros
como incienso,
para iluminar con palabras todo.
Lo que pienso
será verso y así no estaré solo
con mi inmenso
océano de rugir tenebroso,
con mi tenso
diapasón de luz, de luto y de oro.

¡Verso, versos!
en la boca, besos
en los ojos, lienzos
y en el pecho, cientos.
¡Verso, versos!
si bellos, ilesos
si de amor, comienzos
y con el cruel, cruentos.
¡Verso, versos!
de las pasiones, espejo
de soledades, remiendo;
incendios de bellos cuerpos
y eternos para los muertos.   
                                                 R.

viernes, 15 de julio de 2011

This is not a haiku ( de Mar i bel Valdivia Palma )



O jugar a lo imposible
o hundirse en la evidencia
o zambullirse a la primera
en la evidencia imposibe.


Madrid 1FEB 96
Mar i bel Valdivia Palma

H num 1: Verano



Trinos y azul 
devaneos del alma 
cálida luz
                      R.



jueves, 7 de julio de 2011

Entretanto la ola (Julia de Burgos)

Las sombras se han echado a dormir sobre mi soledad.

Mis cielos,
víctimas de invasoras constelaciones ebrias,
se han desterrado al suelo como en bandadas muertas
de pájaros cansados.

Mis puertos inocentes se van segando al mar,
y ni un barco ni un río me carga la distancia.

Sola, desenfrenada en tierra de sombra y de silencio.
Sola,
partiéndome las manos con el deseo marchito de edificar
palomas con mis últimas alas.

Sola,
entre mis calles húmedas,
donde las ruinas corren como muertos turbados.

Soy agotada y turbia espiga de abandono.
Soy desolada y lloro...

¡Oh este sentirse el alma más eco que canción!
¡Oh el temblor espumado del sueño a media aurora
¡Oh inútilmente larga la soledad siguiendo mi ca-mino sin sol!

Entretanto, la ola,
amontonando ruidos sobre mi corazón.
Mi corazón no sabe de playa sin naufragios.
Mi corazón no tiene casi ya corazón.
Todo lo ha dado, todo...
Es gesto casi exacto a la entrega de Dios.

Entretanto, la ola...
Todo el musgo del tiempo corrompido en un éxtasis
de tormenta y de azote sobre mi ancho dolor.
Tronchadas margaritas soltando sus cadáveres
por la senda partida donde muero sin flor.
Pechos míos con lutos de emoción, aves naufragas
arrojadas del cielo, mutiladas, sin voz.

Todo el mundo en mi rostro,
y yo arrastrada y sola,
matándome yo misma la última ilusión.

Soy derrotada...
Alba tanto distante, 
que hasta mi propia sombra con su sombra se ahuyenta.

Soy diluvio de duelos,
toda un atormentado desenfreno de lluvia,
un lento agonizar entre espadas perpetuas.
¡Oh intemperie de mi alma!
¡En qué ola sin nombre callaré tu poema!

                                                                                       (JdB)

miércoles, 6 de julio de 2011

Recuerdo fugaz de la infancia mediterránea


Naranjas y limones.
Tiestos en los balcones.
Un caramelo con palo
y un poco de regaliz.

¡Niño no corras!
¡Niño corre, ven!
Dime dónde está
mi corazón infantil.
Naranjas y limones.
Tiestos en los balcones.
No puedes cruzar la charca
si no vas montado en barca.
¡Niño no corras!
¡Niño corre, ven!
Dime cómo eran
mi flequillo y mi cara.
Naranjas y limones.
Tiestos en los balcones.
Te cogen si no corres
y si corres, te regañan.
                                                      R

Mundo haiku: Haiku (Daniel)





besos de piel

dulzor enmascarado;

labios del alma



autor: Daniel
visítale en http://solohaiku.blogspot.com/

Haikus 17 sílabas dispuestas en tres versos de 5 - 7 -5 (no es tan estricto este orden). 
Jueju 24 sílabas dispuestas en cuatro versos de 5 - 5 - 7 - 7 (no es tan estricto este orden).



lunes, 4 de julio de 2011

Esquerzo





Un rayo sólido
rompe y derrama la fuerza.
¡Que se muere!
¡Que se está muriendo!
El mariposeo rojo y amarillo
busca doblar las columnas
con armónico estribillo.
La muerte se hace redonda,
perfecta, tan patente que pesa.
Siento una amargura honda
porque aquí nada es mentira
salvo que no estoy presente
cuando el tiempo expira.
¡Que se muere!
¡Que se está muriendo!
El tendido está vacío.
Un estoque de plomo me mata
mientras que me río.
Todo pasa y no estoy dentro.
Escribo de atardeceres ensangrentados
por el viento del Sur y encuentro
en mi cuaderno muchos ocasos
aprendidos ante el televisor
en largos días solitarios y laxos.
¡Que se muere!
¡Que se está muriendo!
¡Ay de mí! pobre poeta urbano
que hablo del reflejo de un eco
de un rugido azul, lejano.
¡Que se muere!
¡Que se está muriendo!
(Para ser del todo sincero digo
que nunca he estado en un ruedo,
es más, ni siquiera en un tendido).
                                                       R.