¡HOLA!

UN BLOG SE NUTRE DE VISITAS, COMENTARIOS Y VOTACIONES. ANÍMATE Y DEJA HUELLA EN ÉSTE.
¡AH! Y COMPÁRTELO EN LAS REDES SOCIALES, SI TE GUSTA. GRACIAS

lunes, 22 de agosto de 2011

El Miedo

Esta emoción tan útil en tiempos remotos para la conservación de la especie, es ahora una rémora espiritual de la que deberíamos ser capaces de librarnos... por evolución o por necesidad, que viene a ser lo mismo.


Cuando llovía,
herrumbre llovía
y en los charcos se acunaban
siempre las mismas criaturas,
temor y monotonía.
De su inconfeso desliz
nací entre errores y dudas
¡doloroso frenesí
de tus pasiones oscuras!
me alimentaba de tí
con inventadas excusas,
diez noes por cada sí
y mentiras que hice tuyas.


Si piensas que llega el fin,
crees que ya no me escuchas
y que podrás ser feliz,
mis falsas palabras mudas
te volverán a decir
que tienes sólo preguntas
¿puedes el amor sentir?
¿trazadas rutas secundas?
¿cómo serían sin mí
esos poemas que alumbras?


¡Cuando llueva
olvido llueva!
es tu deseo sincero
pero las aguas profundas
arrastran sonido viejo
y el eco de tantas sumas
no lo acalla un aguacero
¡ay, las heridas ocultas!
las muestra siempre el espejo.


Los lamentos que murmuras
me dan también alimento
y cada plan que elucubras
para escapar del desierto
lo convierto en nuevas dunas
que apuntalan tu aislamiento;
si, con ello, te torturas
logrado tengo mi anhelo.


                                                         R.